Un fabricante de juguetes ha desarrollado un pequeño robot de exploración lunar

En colaboración con la agencia espacial japonesa, una empresa planea poner un módulo en la Luna. Este último contendrá un pequeño robot lunar, cuya misión será recopilar datos sobre el regolito ubicado en la superficie.

Un “mini-rover” de exploración

El 29 de abril de 2022, la agencia de noticias Reuters transmitido en Twitter un video bastante sorprendente. Mostraba un pequeño robot cuyo tamaño es equivalente al de una pelota de béisbol y cuya masa es solo 250g. Llamada Sora-Q, esta pequeña máquina es el resultado de la colaboración entre la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), la Universidad de Doshisha (Japón), la famosa firma Sony y el fabricante de juguetes Takara Tomy.

Con sus características inusuales en el campo espacial, Sora-Q obviamente parece un OVNI. Sin embargo, el robot sí intentará poner un pie en el suelo lunar. En otras palabras, es posible calificar a este último como mini rover de exploración. A finales de 2022, la empresa japonesa iSpace liderará una misión a la Luna con JAXA y el robot Sora-Q formará parte de ella. Su objetivo ? Evoluciona en el regolito lunar (la parte del suelo que cubre el lecho rocoso) y obtener la mayor cantidad de información posible sobre ella.

Recuerda que el regolito ya esta en el corazón de otros proyectos. Por ejemplo, la Agencia Espacial Europea (ESA) quiere utilizar este abundante material para construir una base en la Luna. La empresa estadounidense Lunar Resources quiere fabricar herramientas directamente en la Luna fundiendo regolito.

Sora Q rover Luna japón
Créditos: Takara Tomy

Pequeño pero fuerte

A pesar de su pequeño tamaño y bajo peso, el mini-rover Sora-Q es capaz de transformar para progresar en terrenos difíciles. Puede abrirse en dos partes siempre unidas por un centro común. Sin embargo, será posible maniobrar estas dos partes de forma independiente para superar ciertos obstáculos. El centro de la estructura también incorpora una pequeña cámara para enviar imágenes directamente a la Tierra. Además, Sora-Q debería soportar temperaturas extremas (120 °C y -170 °C), pero también el propio regolito. De hecho, se sabe que este material es particularmente abrasivo e insidioso. Por lo tanto, puede dañar mucho el equipo.

La misión que integrará el pequeño robot de Takara Tomy no es otra que la Hakuto-R Mission 1, llevada a cabo por un lanzador Falcon 9 de SpaceX. Una vez allí, el módulo de aterrizaje de la empresa iSpace soltará el Sora-Q, que podrá iniciar su búsqueda. Esta noticia es importante para Japón, ya que será la primera vez que el país envía un dispositivo robótico a la Luna. Recuerde también que el país planea enviar su primera tripulación humana al satélite antes de 2030.