Un “observatorio de magma” sin precedentes dentro de un volcán en Islandia

Un equipo de investigadores internacionales quiere perforar dos kilómetros de profundidad para estudiar el magma subterráneo del volcán Krafla en Islandia. Será el primer observatorio de magma fundido, un proyecto en marcha desde 2014.

Un magma menos profundo de lo esperado

Desde hace siete años, investigadores de más de diez países han estado trabajando en un proyecto muy específico. Llamado Krafla Magma Testbed (KMT), tiene como objetivo perforar el volcán Krafla islandés a más de 2 km de profundidad. El objetivo del proyecto es comprender mejor la misterio profundo de la roca fundida, como explica Science Alert en un artículo del 27 de noviembre de 2021.

Debes saber que el magma subterráneo fue rara vez visto en el pasado. Esto sucedió por casualidad durante las perforaciones en Hawai y Kenia, así como en Islandia precisamente en el famoso Krafla, cuya altitud es de 818 metros. Sin embargo, este episodio permitió vislumbrar el proyecto actual. Recordemos que en ese momento, los ingenieros estaban ampliando la central geotérmica del volcán a una profundidad de 2,1 km cuando un pozo había tocado un bolsa de magma a 900 ° C. A pesar de los daños materiales, este incidente fue una buena noticia. De hecho, el bolsillo que contiene 500 millones de metros cúbicos de roca fundida era de fácil acceso, cuando los funcionarios creían que tenía unos 4,5 km de profundidad.

magma volcán Krafla
Crédito: Krafla Magma Testbed

Progreso en varias áreas

Luego se llevaron a cabo varios estudios sobre el tema del magma. Los resultados revelaron características similares a la roca fundida de una erupción de 1724. Esto significa que el magma presente hoy ha estado en su lugar durante unos 300 años. Para los investigadores del proyecto Krafla Magma Testbed, este descubrimiento representa un gran oportunidad para aprender más sobre la dinámica de los volcanes, los sistemas geotérmicos y el origen de los continentes.

Estudiar el magma de Krafla también permitirá avances en términos de energía. Hay que decir que la roca cercana al magma alcanza temperaturas extremas, por lo que la energía producida es de cinco a diez veces mayor que en el caso de las perforaciones habituales. El incidente de 2009 había sacado a la superficie de manera efectiva la vapor volcánico con una temperatura de 450 ° C, inaudito hasta hoy.

Debe saber que considerando tales temperaturas, dos pozos podrían reemplazar a otros dieciocho para abastecer la central geotermal del volcán. Sin embargo, la tecnología para soportar tales temperaturas aún no existe. Así, el observatorio también tendrá como objetivo medir los riesgos y contribuir si es necesario a su desarrollo.


.