Una comisión denuncia el “dominio de los intereses privados” sobre el agua en Francia

Durante seis meses, un grupo de diputados trabajó en un tema espinoso dentro del debate público: la apropiación del agua por intereses privados. Sin embargo, la Asamblea Nacional acaba de sacar sus conclusiones sobre el tema.

Varias empresas en la mira

Recientemente, la Asamblea Nacional vio la creación de la comisión de investigación “Relativo al control de los recursos hídricos por parte de intereses privados y sus consecuencias”. Durante seis meses, un grupo de diputados encabezado por Mathilde Panot, de La France insoumise, trabajó en esta cuestión antes de sacar sus conclusiones. Los “investigadores” formularon varias recomendaciones, es decir, volver a confiar la gestión del agua a las autoridades públicas, instituir una priorización de los usos del agua y reequilibrar las contribuciones en caso de contaminación. También podemos mencionar el deseo de cobrar más por usos considerados no esenciales.

Según Mathilde Panot, los intereses privados en Francia se apropian del agua dentro de un mercado que representa alrededor de 25 mil millones de euros al año. El diputado evoca ganancias injustificadas de misiones de servicio público por parte de varias empresas como Suez, Veolia o La Saur. La comisión también criticó a determinadas empresas mineras como Nestlé y Danone. En su caso, estas empresas hacen un uso inadecuado de los recursos hídricos y tener prácticas reprobables.

Evoquemos el ejemplo de Danone que, según la encuesta, bombea en las capas freáticas en Volvic (Puy-de-Dôme), y este incluso en tiempos de sequía. Sin embargo, esto obviamente ocurre en detrimento de los ciudadanos y los ecosistemas. La situación es tal que en este pequeño pueblo de 5.000 habitantes se suspenden los permisos de construcción. De hecho, se teme que, en el futuro, la población sufre de una terrible falta de agua.

Ciudad Volvic water Danone
La comuna de Volvic, en Puy-de-Dôme.
Créditos: Matthieu Perona / Wikipedia

¿Qué propone la comisión?

Mathilde Panot cree que para prevenir este tipo de situaciones extremas, Debe prohibirse la apropiación de agua.. Sin embargo, esta prohibición intervendría en nombre del siguiente principio: el agua no puede ser objeto de una privatización con vistas a un solo uso. Entonces se establecería la priorización de usos, favoreciendo aún más a la población y los ecosistemas. Hablemos de las responsabilidades por la contaminación del agua. Según la comisión, los cargos por contaminación tienden a apuntar demasiado a los usuarios domésticos. Lo mejor sería operar un reequilibrio de contribuciones, entre usuarios domésticos, industriales y agrícolas.

Además, los diputados evocan una baja eficiencia de las redes de agua, caracterizada por 20% de pérdida durante el transporte del recurso. La calidad del agua también es preocupante porque solo el 0,53% de la red de agua potable se renueva cada año desde 2010. Si bien la vida útil de una red está entre 50 y 100 años, renovar el conjunto a este ritmo tomaría 190 años. Sobre este tema, la comisión propone la financiación de las juntas de agua potable por parte de los municipios. Sin embargo, esto se haría con una condición: la financiación en cuestión debe utilizarse para mejorar el rendimiento de la red.


.