Verdadera bomba demográfica, Italia alentará financieramente a los bebés

Italia ha sido una verdadera bomba demográfica durante varios años. Y la pandemia de Covid-19 no ha ayudado. A partir del próximo mes de julio, el gobierno otorgará una bonificación mensual de 250 euros por niño para incentivar a la población a procrear.

En noviembre de 2018, un informe publicado en La lanceta Sonó la alarma: desde 1950, la tasa de natalidad en todo el mundo ha caído de 4,7 a 2,4 por mujer. Y esto no deja de tener consecuencias.

Concretamente, las tendencias actuales apuntan a un futuro con muy pocos niños y muchas personas mayores de 65 años. En otras palabras, un futuro con cada vez menos jóvenes y trabajadores y cada vez más jubilados. Una estructura así supondría una carga especialmente pesada para la economía de los países interesados ​​y, en última instancia, plantearía el problema del pago de las pensiones.

Varias razones de este declive

Para los investigadores detrás del informe, uno de cada dos países del mundo no daría a luz la cantidad de niños suficiente para mantener la población. Algunos están más “afectados” que otros, como Estados Unidos, China, Bulgaria, Letonia, España, Italia o incluso Corea del Sur y Japón.

Hay muchas razones para estas tendencias. Estabilidad financiera para algunos, embarazos tardíos para otros, sin mencionar el empobrecimiento de los espermatozoides en general.

También notamos las consecuencias de la emigración que tienden a alterar estas cifras. La población búlgara, que ve a sus ciudadanos huir en busca de oportunidades laborales en otros lugares, de hecho se está reduciendo más rápido que cualquier otra nación del mundo. Pronto podría volverse tan débil como lo fue después de la Segunda Guerra Mundial.

Todavía hay algunos signos positivos de estos resultados. De hecho, una caída en la tasa de natalidad puede explicarse por un mejor acceso a los diferentes métodos anticonceptivos o al empleo para las mujeres, lo que era mucho más complicado en 1950.

bebés italia
Crédito: regina_zulauf / Pixabay

Una prima en Italia

Siempre hay eso, “Si no pasa nada, observaremos un inevitable declive de estas poblaciones”, advirtió luego Christopher Murray, autor principal del informe de La lanceta. Por eso Italia, muy afligida por el Covid-19, está reaccionando.

Si el número de inmigrantes en el país tiende a aumentar y el número de italianos que abandonan el país a disminuir, ninguna de estas tendencias parece “resolver” los problemas demográficos del país. A muchos italianos les gustaría tener más hijos, pero las dificultades para encontrar trabajo favorecen la decisión de no hacerlo.

Resultado, registramos aproximadamente 400.000 nacimientos por año, lo que representa un poco más de un hijo por mujer, frente a casi dos en Francia. Como se dijo anteriormente, esto no es suficiente. A partir del próximo mes de julio, un bono de 250 euros al mes Por tanto, se ofrecerá a los padres desde el 7º mes de gestación hasta los 21 años de cada hijo. Objetivo: reactivar la tasa de natalidad.

Por su parte, China también está tratando de prevenir una futura crisis demográfica proponiendo acortar la duración de los estudios. La idea sería permitir que las jóvenes chinas accedan al mercado laboral con mayor rapidez y, de hecho, que adquieran más rápidamente una facilidad financiera que les permita considerar con calma la posibilidad de tener hijos.


.